Placas colaborantes: nueva forma de construir losas

 

Losa colaborante

Este sistema funciona en base a placas modulares de acero galvanizado que se traslapan para generar una superficie sólida sobre la cual se verterá el hormigón. Las láminas funcionan en reemplazo al tradicional nervado de barillas de acero. Por lo cual, el hormgón se combina con las placas de acero para generar una estructura mucho más elástica, capaz de soportar cargas de tracción y compresión.

Placa de acero galvanizado

Las placas de acero funcionan a su vez como elementos de encofrado. De esta forma, el hormigón se vierte directamente sobre el sistema sin la necesidad de instalar elementos extra para su contención. Así, se logra ahorrar tiempo y material al evitar la necesidad de los tradicionales encofrados de madera. Debido a su forma, las láminas de acero también evitan la necesidad de alivianar la losa. Pues se generan valles para aumentar la cantidad de superficie en contacto con el hormigón, y mejorar su adhesión. Dichos valles a su vez funcionan como elementos de alivianamiento, ya que reducen la cantidad de hormigón necesaria para cubrir una determinada superficie.

Malla electro-soldada

Adicionalmente a la placa, se coloca una malla electro-soldada que sirve para evitar las fisuras en la losa, a causa de los cambios de temperatura y la contracción del concreto durante el fraguado.

Detalle losa colaborante

Las principal ventaja que ofrece este sistema es la resistencia estructural superior al de una losa tradicional. Este sistema también reduce el espesor mínimo de una losa, y con ello la cantidad de hormigón necesario para cubrir una superficie. Otra elemento a recalcar es la facilidad en su instalación, por lo que reduce costos en mano de obra y el tiempo necesario para levantar una losa. Además reduce los costos en material, pues se elimina la necesidad de encofrar y alivianar la losa.

 

 

Be Sociable, Share!

Sobre sebas2850